x
post 1488x702

Crónica 14,

14- LITUANIA-1 (LA SEDUCTORA VILNIUS)

Ruta : Ruta Gengis Khan | País : Lituania

Salimos de Bielorrusia con 3 horas de margen para la caducidad de nuestro visado. Por los pelos pero merecía la pena el riesgo y apurar el tiempo al máximo en este peculiar país, todavía "soviético".
La entrada a LITUANIA inicia un breve período de tiempo en la Unión Europea, lo que dure nuestro recorrido por las 3 repúblicas bálticas.
Estamos agotados, pero realmente AGOTADOS. El estricto visado bielorruso nos limitó las fechas y para llegar el día marcado y salir en fecha...no hemos podido descansar ni un minuto desde que salimos d Chisinau.
Buscamos un lugar agradable y tranquilo para reponernos y poner en orden toda la documentación durante unos días.
Nos paramos en el primer albergue que vemos con un jardín para poder acampar. A tan solo 25 kilómetros de la frontera está el minúsculo pueblo de Darzininkai...aquí nos repondremos un poco.



¡NOS PERSIGUEN LAS TORMENTAS!
Por unos días...tenemos que dejar de acampar, las tormentas son terribles. Hay que buscar un techo y paredes de verdad.
Encontramos un estupendo refugio en un precioso hostel y...las lluvias también le atacan.
Relación maravillosa con los dueños y muchas risas...incluso bajo un "Lituanian Tsunami".


¡TRAS DOS MESES SIN PARAR... un pequeño descanso!
¡SOL, SANGRÍA y...!
Desde que salimos de Chisinau (en la ya lejana Moldavia), no habíamos tenido ni un solo día para nosotros. Un día no es mucho pero algo es algo.
En el supermercado cerca del hostel... ¡encontramos sangría española!
Entre tormenta y tormenta luce el sol así que completamos el menú con un buen potaje de garbanzos, orejita y morritos de cerdo (¡aquí también son populares!), un poco de chorizo que todavía nos queda (efectivamente, llevamos un racionamiento para que duren las cosas ricas :-) ). Nos lo tomamos en la terraza del hostel. ¿Se puede pedir más para un día de sol?



Una estupenda cocina nos permite hacer comida casera.



Un lugar de ensueño para descansar tras dos meses de ruta sin parar.





 


 



VILNIUS...romántica, impoluta, hermosa, histórica...



VILNIUS... también agobiante.


¡MARIÁN... SITIADA!
Su cara de desesperación no tiene desperdicio.
La escena es la siguiente:
**Marián mima los encuadres del vídeo.
**Encuentra un rincón precioso en Vilnius, está sola.
**Monta trípode, encuadra, mide luz, lo tiene todo listo.
**Va a pulsar el "Rec" y...aparece una persona que se planta delante de ella sin ninguna consideración. ¡El de la mochila azul! :-(
**Al instante... una horda la rodea, no es la Horda Dorada de Gengis Khan, es una horda de más de 30 turistas que se ponen a su alrededor y el de la mochila se pone a dar todo tipo de explicaciones a su grupo sobre Vilnius.
**Por lo visto no había ningún otro sitio en toda la capital para dar una explicación.
**Marián...no se lo podía creer e incrédula (y dolida por la falta de educación y consideración)...aguanta estoicamente el asedio y consigue hacer la toma 15 minutos después, cuando el de la mochila azul decide que ya no tiene nada más que decir.

El turismo de masas ya ha llegado a las preciosas y atractivas repúblicas bálticas y los lugares más emblemáticos están tomados por cantidades ingentes de turistas.
Se acabó el disfrute en solitario que tuvimos en Moldavia, Transnistria, Ucrania y Bielorrusia. Estábamos mal acostumbrados pero pronto recuperaremos la aventura.

¡ESTO... ES OTRA COSA!


Su cara ha cambiado, salimos de lo más turístico, Marián ya graba más tranquila pero cuando estaba en cuclillas haciendo un contrapicado nota algo en la pierna. Mira y... un gato se sube de un brinco. Esas interrupciones no la molestan, todo lo que tenga que ver con animalitos la hace feliz.

Nos hemos repuesto en Vilnius, es hora de adentraos en el resto de Lituania.
 

Resto de crónicas de la ruta

Acerca de los expedicionarios

about

Te presentamos a tus compañeros de viaje

Vicente Plédel y Marián Ocaña son dos aventureros ceutíes con una prestigiosa trayectoria de rutas de exploración a través del mundo y entre los dos cubren todos los aspectos que requiere una expedición.