x
post 1488x702

Crónica 28,

28- KAZAJISTÁN

Ruta : Ruta Gengis Khan | País : Kazajistán

Cruzamos KAZAJISTÁN.
.................................
Cambiamos de país y de orografía. La cautivadoras montañas del Altai han desaparecido para dar paso a la infinita ESTEPA KAZAJA. No hay montañas en nuestro recorrido por esta república centroasiática pero pronto las montañas volverán a rodearnos en Kirguistán y sobre todo en Tayikistán, donde vamos a intentar cruzar el desafiante Pamir.


Ni siquiera los ríos logran dar verdor a la estepa en otoño.

    Kazajastán es la república ex-soviética más grande de todas. La cuarta potencia nuclear del mundo en cuanto a misiles atómicos emplazados en su vasto territorio. Los físicos nucleares encontraron en esta infinita y estéril tierra un laboratorio perfecto para sus pruebas nucleares. Una media de 15 bombas atómicas al año estallaron entre 1948 y 1992. Se dedicaron literalmente a "sembrar" la estepa de misiles tras el estrepitoso fracaso del plan agrícola. Inversiones millonarias, una campaña de propaganda sobre "el nuevo granero soviético" pero tras dos gloriosas cosechas de trigo todo se hundió, la tierra no daba para más. Ahí tan solo podía crecer un fino manto de pasto, que era lo que los nómadas aprovechaban para sus ganado. Eso se lo hubiesen podido decir los propios kazaks ...pero nadie les preguntó.
    Una auténtica locura, como locura fue intentar que centenas de siglos viviendo en libertad se olvidaran para obligar al mayor grupo seminómada del mundo a trabajar en granjas colectivas. A finales de 1920 las leyes soviéticas quisieron expropiarles sus ganados pero los kazaks prefirieron sacrificar a millones de caballos, corderos, cabras y vacas antes que ver como los invasores se los llevaban. El desastre fue irreparable.
    Los soviéticos los deportaron a campos de trabajo y los ejecutaron por millares. Otros consiguieron huir y se refugiaron en China. Y otros aceptaron trabajar en granjas colectivas pero no sabían cultivar la tierra y se dieron epidemias de hambre. Sin ganado y sin cosecha... murieron también por millares. Los soviéticos, al final decidieron crear grandes algodonales en las áreas regadas y sembrar "hongos" en las demás. La gran estepa que durante siglos había sido surcada por los nómadas a lomos de sus caballos mientras guiaban a su ganado se transformó en un arsenal atómico. ¡Escalofriante!


    Los kazaks, son los descendientes de las hordas de Genghis Khan. Su propio nombre -kazak- significa jinete libre, aventurero, fuera de la ley y al igual que las tribus turkmens, no olvidan su pasado tan drásticamente sesgado.  No faltan las estatuas que rinden homenaje a sus guerreros conquistadores.


HOSPITALIDAD KAZAJA. Estamos recorriendo Kazajastán bastante rápidos porque queremos llegar al Pamir antes de las nieves lo cierren. Dormimos sobre la marcha, ayer fue en la estepa pero hoy hemos llegado a una gran ciudad, Taldykorgan, y al estar agotados decidimos pasar la noche en una modesta gasolinera a la entrada de la ciudad.
Pedimos permiso, nos lo dan y nos empezamos a preparar, como no, unos noodles. Es lo más rápido y así nos metemos en la tienda techo con algo caliente en el estómago. 

Pero al poco aparece un joven kazajo, Kanat, y nos dice si tenemos algún problema. Le decimos que no, que sólo vamos a pasar la noche para seguir mañana nuestra ruta hacia Kirguistán.  Reaccionó como si nuestras palabras fuesen una ofensa y con el mejor inglés que encontró nos dijo amablemente: "No puedo permitir que unos extranjeros en nuestro país duerman en una gasolinera, vais a venir ahora a mi casa a cenar y dormir en una buena habitación". Sin dejarnos contestar llamó a alguien y al terminar de hablar por teléfono nos dijo que ya había avisado a su mujer y estaba preparando la cena para dos más. Y así acabamos en su casa y conocimos a su mujer Zhahar y la hermana pequeña de ésta.

¿Y qué decir de la cena?... Nosotros que íbamos a cenar unos noodles de sobre y una manzana, nos encontramos con ésto...



Al día siguiente, un desayuno a la misma altura que la cena, una buena ducha, una calurosa despedida y seguimos nuestra ruta hacia Kirguistán.

En la Ruta de los Imperios, cuando cruzamos Asia Central en ruta hacia China tuvimos que "sacrificar" Almaty, la antigua capital de Kazajistán. Pasamos muy cerca pero no pudimos ni acercarnos a ella, el visado chino ponía una fecha exacta de entrada y teníamos que estar ahí ese día, si no llegábamos...nos retiraban el permiso de entrada con vehículo propio (que nos costó 3 meses conseguir) y tendríamos que dar la vuelta a toda Asia Central porque Afganistán estaba sumergida en una guerra inmisericorde.

Pero esta vez sí que la podemos visitar, aunque sea de forma rápida, y vamos recorriendo sus lugares más emblemáticos así como sus edificios más simbólicos.




Pero lo mejor de Almaty es su entorno. Sobre su perfil urbano, las impresionantes montañas Ile-Alatau se yerguen como murallas impenetrables y su visión nos acelera el pulso. Es como si nos llamasen desde Kirguistán.


La estepa acaba de desaparecer, a partir de ahora estaremos en los brazos de las cautivadoras montañas  de Asia central. Si todo sale bien, en breve llegaremos al Pamir e Hindi Kush.


 

Resto de crónicas de la ruta

Acerca de los expedicionarios

about

Te presentamos a tus compañeros de viaje

Vicente Plédel y Marián Ocaña son dos aventureros ceutíes con una prestigiosa trayectoria de rutas de exploración a través del mundo y entre los dos cubren todos los aspectos que requiere una expedición.