x
post 1488x702

Crónica 31,

31-TAYIKISTÁN-2 (HINDU KUSH)

Ruta : Ruta Gengis Khan | País : Tayikistán

Tras el PAMIR, nos adentramos en el HINDU KUSH, otra de las grandes cordilleras del Gran Himalaya (que lo conforman el Pamir, Hindu Kush, Karakorum y el Himalaya propiamente dicho).

¿ARRESTADOS? La sonrisa de Marián deja claro que no,
la PRESENCIA MILITAR es porque
ENTRAMOS EN EL HINDU KUSH de Tayikistán.


A partir de ahora bordearemos durante cientos de kilómetros y durante varios días la frontera de AFGANISTÁN. Está a un tiro de piedra y no se trata de la expresión, ¡es que está a un tiro de piedra! El río Pamir y luego el río Panj son la frontera natural entre Tayikistán y Afganistán y en algunos tramos el curso es tan estrecho que alargando la mano casi se pueden tocar los cuernos de vacas afganas.

Pero... ES UN ÁREA MUY SENSIBLE y se necesita un permiso especial para recorrer estos valles. Hay controles del ejército y la policía en varios puntos pero con todo en regla... los militares anotan nuestros datos y nos dan la bienvenida al valle de Wakhan. 
............................
¡ LA TIERRA PROMETIDA!
Podría llamarse SHANGRI-LA pero su nombre es VALLE de WAKHAN.


Estamos en pleno síndrome de Stendhal. Cientos de kilómetros de belleza sublime a miles de metros de altitud, sorprendentes valles se suceden, pequeñas granjas o aldeas nacen donde la tierra es fértil, bajamos al nivel del río para tocar estas aguas gélidas himalayas, subimos a cumbres para quedamos hipnotizados por tanta grandiosidad...

Acaso no merece la pena cualquier sacrificio para llegar a un lugar así? Ahora mismo, el frío de las noches ya no importa, no podemos mirar el tiempo en un lugar así. Avanzamos y ya improvisaremos la noche, si hay alguna aldea donde pedir alojamiento, estupendo, y si no... acamparemos con nuestros medios, aunque tengamos que meternos vestidos en los sacos. En estos momentos, la climatología es algo tan banal que nos da lo mismo que nieve, hiele o haya avalanchas. Sólo queremos disfrutar cada segundo.

Seguimos los cursos de los RÍOS PAMIR y PANJ. Pisamos suelo tayiko pero el otro lado del río es AFGANISTÁN, tan cerca que si un tayico se queda sin sal, podría ir a pedírsela a su vecino afgano con un par de saltos sobre las rocas sin mojarse los pies.
...........................
MENSAJES DEL PASADO
en el VALLE  DE  WAKHAN.



El corredor de WAKHAN es una de las grandes leyendas de Asia. Forma parte de la historia en LETRAS GRANDES de Asia Central desde los tiempos de ALEJANDRO MAGNO hasta el llamado "Gran Juego" (THE BIG GAME entre Rusia zarista y la Inglaterra colonizadora), formaba parte del trazado de la RUTA DE LA SEDA, proliferaron pequeños REINOS con fortalezas estratégicas, por aquí pasó MARCO POLO y otros muchos VIAJEROS ILUSTRES... Conocer la historia del CORREDOR DE WAKHAN es regresar a nuestras novelas de aventuras de la adolescencia. ¡Existieron lugares así! Es fascinante.

Ruta comercial con abundancia de bandidos en su recorrido se tornó realmente peligrosa durante el "Gran Juego" en el siglo XIX y más aún cuando AFGANISTÁN inició su bajada al infierno con sucesivos conflictos que llevan decenios asolando el país y creando en su población ríos de lágrimas más intensos que cualquiera de sus caudales durante el deshielo.

Muchos dejaron sus huellas en la historia y otros en las rocas en forma de PETROGLIFOS. Aunque algunos datan de la Edad de Bronce, los más abundantes son los de la RUTA DE LA SEDA.
.................................
UN  PEQUEÑO SAHARA  CERCA  DEL  CIELO. 


Esta ruta entre colosos de rocas que intentan tocar el cielo no para de sorprendernos. A miles de metros de altitud la pista serpentea entre DUNAS de arena fina. Como grandes amantes de los desiertos, nos encanta volver a sentir la arena deslizándose entre los dedos. Desde el Gobi no teníamos esa grata sensación.


.....................
REINOS PERDIDOS DEL HIMALAYA


Las ruinas de antiguas FORTALEZAS de pequeños reinos van jalonando nuestro avance por este estratégico corredor que, como una espada al rojo, hiende la carne de estos titanes pétreos para que los simples mortales puedan alcanzar otros mundos lejanos e inimaginables. ¿Cómo el WAKHAN no se va a grabar a fuego en la memoria de los que lo recorremos? ¿Acaso falta algún componente para sentirnos en otro mundo...en otros tiempos?
...............
UN NUEVO VALLE... UN NUEVO HOGAR


A los pies del increíble fuerte del Yamchun encontramos un nuevo refugio. La joven familia anfitriona es encantadora y convierten este improvisado alto en un hogar al instalarnos en una sala preciosas repleta de tapices y alfombras.


A nuestro alrededor, fotos de su familia, recuerdos, el mueble de la vajilla... Como siempre, la vida alrededor de la estufa pero da más calor su hospitalidad que la propia estufa.


 



DUELO DE GIGANTES entre el RÍO PANJ y los colosos de roca del HINDU KUSH y en el medio... los simples humanos.


El poderoso RÍO PANJ es uno de los impetuosos cursos que ha generado el corredor de WAKHAN perforando el HINDU KUSH pero seguir la senda trazada por este invencible río es realmente complicado para los humanos.

La pista no puede cruzar el río porque es la frontera entre Afganistán y Tayikistán, ambos lados necesitan tener una pista que recorra este pasillo natural regalado por la naturaleza pero no pueden aprovechar la otra ribera cuando la orografía es más benigna en el otro margen.

A veces en un lado y a veces en el otro, hay que horadar la roca poniéndose a merced de la caprichosa voluntad de estos dos GIGANTES DE LA NATURALEZA. A veces el río se desborda y lo arrasa todo y otras...la montaña se solivianta y todo se desploma. Los humanos sólo pueden esperar... no estar ahí cuando alguno de los dos se enoje.
................................
PLAYA a más de 2000 metros de ALTITUD.


Alta montaña con Sahara, ahora con playa... No falta de nada. Lástima que el agua esté casi congelada pero en verano... ¡hubiésemos ido de cabeza a probar estas aguas! Eso sí, sin nadar a la otra orilla del RÍO PANJ, que sigue siendo AFGANISTÁN.
.................................
EL LADO OSCURO.


Frente a esta sucesiva cascada de bellezas naturales en el HINDU KUSH... el lado oscuro de la humanidad.

Al borde del camino aparecen carteles de PELIGRO MINAS. Los decenios de guerra también pasan factura a TAYIKISTÁN. Es una zona sensible y estratégica siempre que hay conflictos en forma de guerra en Afganistán o la guerra civil tayica. Pero el resultado fue que dejaron minas de forma aleatoria para generar inseguridad al enemigo pero ahora... en tiempo de paz, siguen agazapadas esperando a una víctima inocente.

La fundación suiza OSCE es la organización que, mediante donaciones de países occidentales, enfoca sus actividades en este rincón perdido del mundo bajo el lema "Tayikistán libre de minas".
.................................
¡ÚLTIMO BIDÓN DE GASOIL!


Sí que se podría conseguir combustible pero siempre está la incertidumbre de que se haya acabado.
Y además... ¡hay que ver lo que llaman "gasolinera" en el Pamir e Hindu Kush!




Cualquier chamizo con almacenamiento de gasolina ya lo llaman gasolinera, no tienen ni surtidores o están echos polvo, la almacenan en bidones metálicos de 200 litros o en garrafas de plástico... lo cargan en cubos y embudos para vaciarlos en los vehículos o usan una pequeña bomba eléctrica o manual.


Todos esos combustibles son de DUDOSA PROCEDENCIA y la CALIDAD y las condiciones de almacenamiento son todavía MÁS DUDOSAS; pueden estar mezcladas con cualquier cosa, tener impurezas...


 


Por ese motivo nosotros cargamos un montón de bidones en Kirguistán, llevamos combustible para poder ser totalmente autónomos durante 1.000 Km. Cuando se nos acaba el combustible del depósito, vamos usando nuestros propios bidones.

HOY... echamos el último bidón de 20 litros pero ya con eso llegamos a la "civilización", donde hay gasolineras de verdad.
......................
Alto en una CHAIKHANA, llegamos a la "civilización".
Aquí comienza una NUEVA ETAPA de la Ruta Gengis Khan.


Al tomar rumbo oeste hacia la ciudad de Kulob... nos separamos de la frontera Afgana y entramos en zonas pobladas. 
Nuestro primer alto es... una chaikhana (casa de té) de la que partía humillo de las brasas y un aroma a brochetas recién hechas. La temperatura es benigna y se puede estar en la calle.
Una chaikhana perfecta para detenernos un rato, encargar unos pinchitos, ensalada, sopa, empanadas y té. Lo degustamos mientras por nuestras cabezas no cesaban de pasearse las imágenes de todo lo que habíamos visto estas últimas semanas. Una sonrisa se nos esboza en la cara cada vez que aparecen en nuestra mente, como por encantamiento, los extraordinarios lugares de esta ruta.
Es té pero... ¡brindamos por haber podido cruzar el Pamir y el Hindu Kush antes de la llegada de las nieves!
La capital, Dushambé, está a unas horas de conducción, ya por asfalto. Allí PREPARAREMOS la SIGUIENTE ETAPA de la Ruta Gengis Khan.
Hemos de conseguir los VISADOS de Uzbequistán, la hermética Turkmenistán y analizar las posibilidades de poder llegar a OMÁN cruzando el ESTRECHO DE ORMUZ metiendo nuestro todoterreno en un barco.

(¿A que parece que no vamos a regresar nunca a España? :-) :-) :-). Pero sí, algún día regresaremos.)

 

Resto de crónicas de la ruta

Acerca de los expedicionarios

about

Te presentamos a tus compañeros de viaje

Vicente Plédel y Marián Ocaña son dos aventureros ceutíes con una prestigiosa trayectoria de rutas de exploración a través del mundo y entre los dos cubren todos los aspectos que requiere una expedición.