x
post 1488x702

Crónica 37,

37-IRÁN-1 (RUTA DE LA SEDA)

Ruta : Ruta Gengis Khan | País : Irán

SALAM ALEKUM IRÁN!
Salir de Turkmenistán es mucho más fácil que entrar... si no hemos sobrepasado la validez del visado y no nos hemos salido de la ruta marcada por la policía (o si nos hemos salido... que no nos hayan pillado). Treinta minutos fueron suficientes, nadie hablaba inglés pero no hizo falta otro idioma porque llevábamos los dos pasaportes en las manos así como todos los papeles que nos dieron a la entrada. Un agente nos señala una ventanilla, ponemos todos los papeles en el mostrador, coge lo que necesita, nos señala otra ventanilla, se repite la operación hasta que nos dicen "OK". Nos levantan la barrera y nos dirigimos a la aduana iraní.


         (La vestimenta y el fervor religioso cambia drásticamente al entrar en Irán)
En el lado iraní todo son parabienes y amabilidad. Nos atiende un alto funcionario que habla inglés y de su mano hacemos todos los papeles. Charlamos con él, es encantador, sonríe constantemente, entrega y recoge los papeles por varios sitios y nos los va entregando, el mismo rellena todos los impresos. El registro es "por cumplir", bajamos una única caja, mira un poco y nos dice de volverla a meter (y tenemos 14 cajas, no miran ni una más). Nos invita a té y al terminar... "Welcome to Iran!"
Es la cuarta vez que venimos a Irán desde España con un todoterreno y estamos encantados de regresar.
¡Qué diferencia con nuestra primera entrada en 4x4 en Irán! Nos las hicieron pasar canutas aquel 22 de septiembre de 1992. El extremismo estaba en pleno apogeo y todos los extranjeros eran considerados enemigos por el gobierno. Pero la población era tan hospitalaria y cariñosa con los extranjeros como lo son ahora.


         (Recinto sagrado del mausoleo de Ali en Mashad)
No hay luces de Navidad pero al atardecer, todas las ciudades se iluminan con luces multicolores.
Rodeados de minaretes, cúpulas, banderas verdes del Islam y el nombre de Alá o frases del Corán en el cielo, comenzamos un nuevo año.
El país es espectacular, su historia subyugante y sus gentes... las más acogedoras del mundo.
Tenemos un largo visado así que avanzaremos por el país tranquilamente, recorriendo sus desiertos y montañas, sus históricas y hermosas ciudades y buscando los lugares que no exploramos en anteriores ocasiones.
¡Comienza nuestro recorrido por Irán!


En seguida llegamos a Mashad, su núcleo central es el recinto más sagrado de Irán, la Meca de los musulmanes chiítas. Para visitarlo, Marián tiene que cubrirse con un chador que le dejan a la entrada. Antes, los no musulmanes tenían vetada la entrada y la policía religiosa vigilaba que no se colase nadie. Ahora, todos los extranjeros son bienvenidos, se les guía con un acompañante, se les da un pequeño refrigerio. Pero debido a un sangriento atentado en el pasado, actualmente sólo dejan entrar con el móvil, ni cámaras, ni bolsos, ni mochilas.
Pero tan solo en los lugares más sagrados Marián debía llevar el chador, por el resto del país basta con que se cubra el pelo y lleve cualquier tipo de prenda holgada y larga que oculte cualquier curva femenina. Nada que ver con la vigilancia férrea que había cuando vinimos la primera vez. Un cuerpo especial de policía patrullaba las calles vigilando la vestimenta de las mujeres. Eso ya no existe.
.......................
LA  RUTA  DE  LA  SEDA
La larga ruta desde Mashad a Kerman cruza el DASHT-E-LUT (que significa "desierto del vacío", un ramal muy importante de la RUTA DE LA SEDA. 


          (Caravanserai abandonado en el desierto de Dasht-e-Lut)
La larga ruta de Mashad a Kerman es una buena carretera de doble carril muy cómoda pero en sus cientos y cientos de kilómetros aparecen pistas que se adentran en el desierto DASHT-E-LUT. Con una buena provisión de combustible y agua y un buen GPS uno se puede adentrar sin temor en esta basta superficie deshabitada y encontrar auténticas joyas. Así aparecen ante nosotros OASIS, CARAVANSERAIS FORTIFICADOS abandonados, pueblos fantasmas de adobe y POZOS DE AGUA protegidos por bóvedas y cerrados con puerta para evitar que la arena los sepulte o que los animales los contaminen.


Reponemos agua en esos pozos pero sólo para aseo, nunca estamos seguros de la potabilidad de ese agua y suele estar algo salada.
La esencia comercial de Irán son los BAZARES, HERENCIA directa y viva de la RUTA  DE  LA  SEDA y otras rutas caravaneras.


No hay malls, ni grandes supermercados... la vida, el pulso, la médula del comercio son sus impresionantes bazares. Casi siempre cubiertos formando un entramado de laberínticas callejuelas para protegerse de la climatología y también con fácil cierre para antaño defenderse de la rapiña de los bandidos y ladrones.


Encontraremos desde oro hasta estropajos, desde la última moda en chadores :-) hasta auténticas obras de arte de orfebrería para cocinar.
Cada paso que damos es un descubrimiento y cada cara iraní que vislumbramos, hombre o mujer, nos regala una cálida sonrisa y un cordial saludo con la mano. Así es Irán.
............................
IRÁN. MODA INVIERNO / PRIMAVERA.
POR LEY...las mujeres tienen que CUBRIRSE EL PELO pero... nada detiene a la MODA.
¿Que no se puede lucir el pelo con peinados personales? Pues se hace la moda con mil formas de cubrir la cabeza.


El chador está muy impuesto pero no es obligatorio, las mujeres más rebeldes y liberales, que son muchas, no aceptan esa prenda pero tienen que respetar la ley de cubrirse el pelo así que... la moda iraní ofrece mil opciones para cubrir la cabeza "con estilo".
............................
HOSPITALIDAD IRANÍ.
Entre los muchos valores de la sociedad IRANÍ destaca la HOSPITALIDAD.


Cuando se recorre Irán sin prisa es imposible pasar por este país sin ser agasajados por los iraníes que te invitan a su hogar y compartes tiempo y vivencias con ellos. Realmente en Irán no existen los problemas, únicamente las soluciones. Cualquier contratiempo que ocurra siempre habrá iraníes dispuestos a hacer lo que sea por ayudar. Es un pueblo admirable.


NOTA. Y no es que estemos siempre comiendo en la casa de nuestros anfitriones :-) es que a la hora de la comida es cuando se reúne la familia y el momento de hacer la foto con todos :-).
............................
La ciudadela de BAM... un VIAJE AL PASADO.


Hace 25 años entramos por primera vez en Irán, era la etapa más complicada en la "Ruta de Alejandro Magno". Viajamos durante muchos meses por tierra en un todo terreno desde España hasta la desembocadura del río Ganges en Bangladesh.
Irán era un país muy distinto al de ahora. La dictadura clerical de los mulás se estaba asentando, la represiva guardia republicana era muy temida y vigilaba a todo el mundo, la sangrante guerra con Irak había terminado hacía poco tiempo y todo el país estaba repleto de fotografías de los caídos en la guerra. La frontera era terrible, nos precintaron el vídeo porque estaba prohibido grabar, se vigilaba muy celosamente la vestimenta de las mujeres...
Pero aún con todo esto disfrutamos cada minuto y tan solo nos agriaba la ruta los controles policiales, que podían llegar a vaciar el todoterreno varias veces el mismo día.


De todo el recorrido... la HISTÓRICA BAM nos impresionó especialmente, una ciudadela de abobe fortificada con un impactante castillo en la cima, todo solitario, oíamos nuestros pasos, cada rincón de este centenario y abandonado pedazo de historia era un descubrimiento... Nadie venía a Irán en esos tiempos, estábamos solos en esta impresionante ciudadela fantasma de adobe en medio del desierto. Era una importantísima etapa de la RUTA DE LA SEDA, se alojó el propio Marco Polo y otros muchos viajeros ilustres. Tantas veces destruida como reconstruida, unas veces por guerreros, otras por bandidos, otras por las fuerzas de la  naturaleza...Pero siempre renacía.


El último ataque recibido fue el devastador terremoto del 2003 con 40.000 muertos y que redujo la ciudadela a polvo de adobe. La Bam que conocimos ya no existe pero está renaciendo de sus cenizas poco a poco... una vez más.
Llegar de nuevo ante ella y verla recuperándose de sus heridas... nos emocionó.
..............
FLECHAS HACIA EL CIELO.


Llegamos a YAZD, sus estilizados MINARETES apuntan al cielo intentando alcanzarlo. Yazd tiene su origen, al igual que otras muchas ciudades y pueblos iraníes, en un rico oasis que se convirtió en etapa caravanera.


La RUTA DE LA SEDA era una de las muchas rutas comerciales que iban de oasis en oasis, comprando y vendiendo mercancías y buscando protección y seguridad. Estas ciudades-oasis se enriquecían con el comercio y con las tasas que se aplicaban para ofrecer seguridad.


El otro gran signo distintivo de Yazd son las TORRES CAPTADORAS DE BRISAS. Estas peculiares torres están orientadas a los cuatro puntos cardinales y por un sistema de conductos hace que las brisas superiores, mucho más frescas que las inferiores, sean captadas por esas torres para que circulen dentro de la casa y así bajar algunos grados la tórrida temperatura de las casas durante el sofocante estío.
..............
A VECES... NO ES LO QUE PARECE.


No se trata de ninguna fortaleza, tampoco de un torreón defensivo ni de ningún vestigio de un caravanserai o restos de la Ruta de la Seda.
Se trata de las TORRES DEL SILENCIO de YAZD, una reminiscencia del zoroastrismo, una de las religiones más antiguas del mundo, mucho más antigua que el Islam, que el cristianismo, que el budismo...


Era la religión de los antiguos persas y se expandió a otros países como La India. Rendían culto al fuego y su respeto a la naturaleza se vio reflejado en sus funerales. No querían contaminar la tierra con un enterramiento, ni el aire con la incineración. Su rito funerario consistía en una ceremonia que dejaba el cuerpo en la cima de una Torre del Silencio para ser devorado por los buitres e insectos. 
Varias de esas torres han sobrevivido en Irán pero en YAZD están las mejor preservadas.

Y unas fechas muy señaladas aparecen en el calendario, al final celebraremos... la NAVIDAD y NOCHEVIEJA en Irán. Pensamos que al ser un país tan islamizado las pasaríamos en soledad pero... ¡no fue así!
 

Resto de crónicas de la ruta

Acerca de los expedicionarios

about

Te presentamos a tus compañeros de viaje

Vicente Plédel y Marián Ocaña son dos aventureros ceutíes con una prestigiosa trayectoria de rutas de exploración a través del mundo y entre los dos cubren todos los aspectos que requiere una expedición.